El proyecto de ley que busca prorrogar la vigencia de la Ley de Víctimas 1448 de 2011 y sus decretos étnicos por 10 años más, fue aprobada en plenaria del Senado de la República en la noche del martes 17 de noviembre por unanimidad.

La iniciativa de la Representante María José Pizarro Rodríguez, de la Coalicion Decentes y John Jairo Hoyos García, del Partido de la U, que fue presentada el 30 de septiembre de 2019 en la Cámara de Representantes en cumplimiento de la Sentencia C-588 de 2019 de la Corte Constitucional y de manera independiente; tuvo su curso legislativo durante 13 meses, el cual concluyó hoy con la ponencia del Senador Roy Barreras. Así las cosas, la ley que plantea medidas de atención, asistencia y reparación integral a las víctimas del conflicto armado en Colombia, estará vigente hasta el 10 de junio de 2031


“Este es el mensaje más oportuno, necesario, dignificante que pueden recibir hoy las más de 9 millones de víctimas en nuestro país, a las cuales esperamos se les pueda garantizar el derecho a la reparación integral, a la verdad, a la justicia, sobre todo a las garantías de no repetición y que NUNCA JAMÁS tengamos de vivir los horrores y los dolores que ha dejado décadas de guerra en Colombia”. Afirmó la congresista María José Pizarro.

La aprobación también prorroga la vigencia de los Decretos Reglamentarios Ley 4633, 4634 y 4635, a través de los cuales se dictan medidas de asistencia, atención, reparación integral y de restitución tierras a las víctimas pertenecientes a los pueblos y comunidades negras, afrocolombianas, raizales, palenqueras, comunidades indígenas y gitanos.

“Nosotros estaremos abogando por que se cumpla y se materialice esta ley, para que aquellos que no han podido acceder a la verdad y a la justicia de manera efectiva, puedan hacerlo en estos diez años que le damos de vigencia a esta importante Ley, pues tan solo el 5,5 % de las solicitudes de restitución han sido resueltas por un juez, y el menos del 13% de las víctimas han recibido reparación, bien sea material o simbólica a un año de terminar la vigencia prevista en la ley”. señaló la Representante.

Es de recordar que la Ley de Víctimas hizo un reconocimiento histórico del conflicto armado interno a las víctimas que ha dejado dicho conflicto, y las dotó de derechos en el marco de un proceso de atención y reparación integral sin precedentes en Colombia, ni en el mundo. Lo anterior no es menor, ya que por décadas se negó el conflicto armado, y con este a sus víctimas, así como la ausencia de acciones estatales que respondieran mínimamente a las necesidades urgentes y vitales de la población víctima del conflicto.