• Una solicitud similar fue enviada a la Comisión de Regulación de Comunicaciones
  • Los parlamentarios alertan sobre los riesgos que existen llegar a una situación de monopolio similar a la que se presenta en México

Los Representantes a la Cámara María José Pizarro y León Fredy Muñoz le solicitaron a la Procuraduría General de la Nación intervenir el proceso administrativo iniciado por la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC), mediante el cual se busca determinar la eventual posición de dominio en el mercado móvil colombiano del operador Claro. En la carta, los parlamentarios manifiestan su preocupación por la falta de celeridad de la CRC, para tomar una decisión frente a este proceso que podría favorecer la concentración de Claro en el mercado de servicios móviles.

Estos son algunos datos que soportan la solicitud de los congresistas para hacer esta solicitud.

  • Hay un operador que concentra gran parte del mercado.  Que Claro haya pasado de una participación de ingresos del 41% en 2012 al 61% en el 2019, muestra que la concentración viene aumentando. 
  • Los últimos estudios han dado cuenta de la baja proporcionalidad de inversión del operador Claro en relación con sus ingresos, 18% Capex/Ingresos para 2019; en consecuencia, una baja inversión lleva a una menor penetración y conectividad de la población. En este sentido, se afirma que con un incremento del 10% de la penetración en banda ancha se traduce en un incremento 1.2% del PIB. 
  • En Colombia se paga el doble por una 1 GB de datos móviles y 2.5 veces por un paquete de internet fijo de alto consumo en comparación con otros países de la región. Esto podría no sólo mantener sino también aumentar la brecha digital y seguir rezagando a una gran parte de la población en el acceso de estos servicios. Actualmente, se estima que cerca de 20 millones de colombianos están desconectados. 
  • A los bajos niveles de conectividad de la población, se suma que el país tiene uno de los niveles de velocidad más desfavorables de los países de la región, como los más bajos niveles de consumo, una velocidad de banda ancha móvil 13.4 Mbps y un consumo mensual promedio por usuario de 2.1 GB. Esto impacta directamente en la productividad y la consolidación de la economía digital de país. Duplicar la velocidad de banda ancha en una economía puede aumentar el PIB en 0.3%, equivalente a un valor aproximado de USD 126 billones de dólares. 

Todo lo anterior, evidencia el riesgo que representa para el país la alta concentración de mercado de las telecomunicaciones y el ejercicio de la posición de dominio por uno de los operadores y con ello, que se llegue a una situación de monopolio similar a la que se presenta en México, donde la regulación, por su reaccionar tardío, no ha podido contrarrestar de manera efectiva la concentración ejercida por Telcel (que es de la misma casa de Claro – América Móvil-).