Villavicencio, 23 de julio de 2021 Desde el Congreso de la República junto con el alcalde de Villavicencio, Felipe Harman, la Representante, María José Pizarro y Temblores ONG, convocaron una audiencia pública en esta región del país con el fin de propiciar un espacio de diálogo, encuentro y discusión en torno a los hechos de violencia policial, el manejo a la protesta en Colombia y el tratamiento que el gobierno de la ciudad le ha dado en el marco del Paro Nacional. Además, para conocer los procesos organizativos que ya tienen lugar en el Meta, en aras de nutrir desde las regiones la discusión sobre las garantías para la movilización y los proyectos de reforma a la fuerza pública radicados por la oposición el pasado 20 de julio para su trámite legislativo. 

Fueron cuatro horas en las que organizaciones de Derechos Humanos, manifestantes, víctimas e instituciones narraron su experiencia en este estallido social. Uno de los puntos que planteó tanto la comunidad movilizada como las autoridades fue la inminente reforma estructural y de fondo de la Policía, amparada en la necesidad de reducir los índices de violencia policial, garantizar el derecho a la protesta, los Derechos Humanos y la democracia en el país. 

Según los registros de Temblores ONG, quienes presentaron un balance de Derechos Humanos y violencia Policial en el marco de Paro; la capital del Meta es una de las ciudades con los reportes de violencia policial más bajos durante las protestas, sin embargo no ha sido ajena a estos hechos en los últimos años. 

“Hay situaciones que preocupan en Villavicencio y aunque no todo está relacionado con la movilización, un solo caso de abuso por parte de la fuerza pública debe generar la mayor preocupación de la ciudadanía, medios de comunicación y las instituciones para evitar que se repita” dijo la Representante María José Pizarro, quien indicó además que es evidente que en medio del estallido social han existido tensiones entre las autoridades, entes de control y la ciudadanía movilizada, y sin embargo, ha sido en esta ciudad en donde “se ha establecido una reacción distinta en comparación con otras ciudades en el marco del paro, y eso de alguna manera ha permitido que no se de una escalada de violencia tan preocupante como la que se vivió en Bogotá, Cali. Popayán y Medellín”, puntualizó. 

Este escenario obedece a una serie de acciones desarrolladas por la administración local, la Procuraduría Provincial, la Defensoría del Pueblo Regional del Meta, la Personería Municipal y la ciudadanía movilizada, encaminadas principalmente a evitar que se viera vulnerada la vida e integridad de muchos jóvenes, mujeres y organizaciones que estuvieron en las movilizaciones.

Andrea Lizcano, Secretaria de Gobierno, dijo al respecto que “aunque Villavicencio no ha sido una movilización pacífica, la movilización aquí se ha llevado bajo las mismas dinámicas  que en todo el país con las diferencias y los mismos planteamientos (..) Todos los sectores que se han movilizado en la ciudad los hemos estado acompañando desde las diferencias propias”. También informó cómo han actuado desde la administración local para este escenario. “Tenemos una resolución interna de la Alcaldía, que es anterior al Decreto 003, este es un protocolo de actuación que implementamos ante la carencia de la reglamentación del derecho a la protesta, y bajo este margen nos hemos tratado de mover en Villavicencio, con aciertos y desaciertos, con diferencias pero bajo un escenario de diálogo. (…) Siempre hemos tratado de garantizar el derecho a la movilización, hemos tratado de evitar que el uso de la fuerza se desborde” indicó. 

En este sentido, el defensor del pueblo habló de la importancia de escuchar todas las posiciones para construir y avanzar, “Los jóvenes han logrado unos espacios muy importantes, se logró garantizar en gran parte las movilizaciones, no del todo como quisiera, pero si es posible avanzar en la medida que haya garantías”.

Si bien Villavicencio no registra muertes en medio del Paro Nacional, presenta casos de violencia policial. Mariana Mendoza de la Corporación Choapo, presentó un Informe sobre la situación de Derechos Humanos y agresiones a la protesta social, el cual será entregado a las autoridades. En su intervención hizo mención de los hechos a los que le han hecho seguimiento. “Tenemos registrados casos de dispersión violenta del ESMAD a movilizaciones pacíficas, traslados de manifestantes por procedimiento policivo, comparendos impuestos a personas que participaban en la movilización pacífica, agresiones físicas por parte la fuerza pública, hostigamiento del ESMAD y terror psicológico en Llano Lindo; así como estigmatización y desinformación que aumenta la vulneración de las personas en movilización”.

Alejandra Mayorga, vocera de la Asamblea Popular de Villavicencio, hizo un llamado dado que en la ciudad han habido distintas formas de desestabilizar la protesta social y casos de  vulneración de DDHH por parte de la fuerza pública. “Hay otras formas de hostigamiento que deben alertar”. Indicó que el movimiento tiene voluntades para el diálogo y pidió garantías para el mismo. “Tenemos que pasar del papel a la acción. Seguimos con la voluntad de estar en las mesas de garantías, pedimos que desde allí se deje de estigmatizar a la protesta social”. 

En la Audiencia participaron a su vez representantes, líderes y voces de Villavicencio para expresar sus vivencias, dolores, opiniones, luchas y resistencias; así como también se escucharon de viva voz testimonios de violencia policial que se han vivido en el país, como el caso de los padres de Santiago Trujillo, el joven ibaguereño que fue asesinado a manos de la policía en la noche del 1 de mayo; el músico caleño Álvaro Herrera, víctima de retención arbitraria y tortura; la experiencia de cubrimiento independinte que viene desarrollando el Canal 2, de la voz de su camarógrafo Jhonantan Buitrago.

Intervino la Organización Veteranos por Colombia; voceros de las Primeras Líneas de Palmira, Antioquia, Usme y Alianza Suroriental (Bogotá) y líderes de DDHH de Pereira, Pasto, Santander, Facatativá y el Portal Resistencia (Bogotá). 

A su vez, Campaña Defender La Libertad e Indepaz presentaron un balance sobre el panorama a nivel nacional de los abusos por parte de la fuerza pública en el marco del Paro Nacional. 

“Estamos aquí con la pretensión de tender puentes de comunicación entre nosotros y establecer un mínimo espacio de diálogo y de escucha. Estamos enviando un mensaje de que es posible. Queremos evitar por encima de cualquier circunstancia que ustedes tengan que vivir la historia con la que muchos tuvimos que crecer”, concluyó la Congresista al cierre del evento.

La Representante, María José Pizarro, agradece el apoyo y voluntad del alcalde de Villavicencio, Felipe Harman, en realizar la primera audiencia descentralizada sobre manejo de la protesta y violencia policial, que llevará a cabo desde el Congreso de la República en diferentes regiones del país, cuyo fin es recoger insumos de primera mano para una necesaria y profunda Reforma a la Policía.