Las irregularidades que soportan las demoliciones en el Hospital San Juan de Dios

[et_pb_section fb_built=»1″ admin_label=»section» _builder_version=»3.22″][et_pb_row admin_label=»row» _builder_version=»3.25″ background_size=»initial» background_position=»top_left» background_repeat=»repeat»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»3.25″ custom_padding=»|||» custom_padding__hover=»|||»][et_pb_text _builder_version=»4.6.6″ _module_preset=»default» text_font=»Poppins||||||||» text_font_size=»15px»]

– A partir de un comentario en una sesión del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural (CNPC), y sin argumentos, soportes técnicos ni jurídicos, se autoriza la demolición de la Torre Central del Hospital San Juan de Dios.

– La intervención de la Representante a la Cámara, María José Pizarro durante el debate de control político virtual, fue saboteada con videos para adultos e insultos.

Bogotá D.C. 1 de septiembre de 2020. En un debate de control político, citado por la Representante a la Cámara, María José Pizarro, en la Comisión Sexta de la Cámara de Representantes, sobre la actual situación de deterioro y virtual abandono del Hospital San Juan de Dios, se dieron a conocer actas, acuerdos, solicitudes y decisiones administrativas que tienen hoy en jaque la restauración y conservación de este Patrimonio Cultural de la Nación en salud. Se trata de una estrategia de orden político y administrativo que emprendió la Alcaldía de Enrique Peñalosa, y que la Congresista expuso con sus respectivos soportes y evidencias.

El cambiazo

De manera irregular se hacen las modificaciones al Plan Especial de Manejo y Protección (PEMP) del Hospital San Juan de Dios, en una sesión del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural (CNPC). Allí se toma la decisión de cambiar el nivel de protección de la Torre Central del Hospital, que pasa de ser Nivel 2: Patrimonio Arquitectónico (Presentada por la Universidad Nacional de Colombia y aprobada por el CNPC) a Nivel 3: Contextual, esta última es la que viabiliza la demolición de la Torre Central del Hospital San Juan de Dios. Sin embargo, para que esta decisión tuviera efecto, debía existir un estudio técnico que sustentara la modificación como lo establece  el artículo 63, del propio PEMP; soporte que no existe y decisión que se toma bajo el siguiente comentario hecho en la sesión.

 “El arquitecto Escovar Wilson -White comentó que en una reunión con el entrante Secretario de Salud, este opinó que la restauración y reforzamiento estructural de la torre del CHSJD es muy costosa, motivo por el cual pidió que el nivel de conservación pasara de 2 a 3”. Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, Acta No.6, diciembre 18 de 2015.

“Es decir, un comentario de reunión, permitirá, junto con otros edificios, la demolición de buena parte de lo que hoy es el Bien de Interés Cultural del Hospital San Juan de Dios” puntualizó la Representante.

Caen las mentiras: reforzar no es más costoso que demoler y construir

Las opciones de reforzamiento de la Torre Central y de Urgencias del Hospital, resultan viables desde el punto de vista técnico, operativo y financiero y garantizarían el cumplimiento de los requisitos de sismo resistencia exigidos, así lo afirma el estudio técnico de vulnerabilidad sísmica que realizó Universidad de los Andes. El estudio, además, constata que el reforzamiento estructural de la Torre Central, tendría un valor de $10.020 millones de pesos y el costo de demolición total y construcción de una estructura nueva es de $10.855 millones de pesos.

Los riesgos del contrato actual para el diseño, construcción, dotación y operación de nuevo San Juan de Dios

  1. En el proceso contractual que la actual administración ha desarrollado, se establecen dentro de las obligaciones “la reposición total de la Torre Central”, concepto que, al revisar los documentos técnicos y anexos, implica la demolición del total de la infraestructura existente en el lugar de la nueva construcción, esto en contravía al mandato legal establecido por la Ley 735, las diferentes órdenes judiciales y el propio Plan Especial de Manejo y Protección PEMP.

De la misma manera, sobre el contrato recaen dos riesgos previsibles relacionados con su ejecución y asociados al cambio de legislación, los cuales fueron comunicados a los posibles oferentes en la Audiencia de asignación de riesgos y aclaración de pliegos, realizada el 16 de octubre de 2019, dos meses antes de su adjudicación.

La Representante Pizarro, hizo hincapié en la importancia de esta información para el contratista, porque el 26 de diciembre de 2019 se expide y entra en vigencia el Decreto 2358 del Ministerio de Cultura, que prohíbe la demolición de los bienes patrimoniales categorizados en el Nivel 3: Conservación contextual, que rige para todos los actos administrativos posteriores, incluyendo el contrato firmado con COPASA.

“Después de 18 años del mandato legal y once órdenes judiciales el Hospital debería estar remodelado, bien conservado y funcionando, así lo ordena la Ley 735, que no se ha incumplido, lo que vemos es una apuesta institucional por dejarlo al abandono, para hacer creer la necesidad que debe ser demolido cuando debería estar restaurado, recuperado, conservado, defendido y puesto en funcionamiento”, afirma la Congresista, quien radicará ante la Procuraduría General de la Nación las irregularidades anteriormente expuestas para que sean investigadas por el ente de control.

Saboteo a la sesión

La sesión no pudo ser finalizada, dado que ingresaron cuentas no autorizadas a la plataforma donde se desarrollaba el debate, desde las cuales presentaron videos pornográficos e insultos en contra de la Representante.

“La virtualidad del Congreso colombiano es una mentira, no hay garantías para ningún Congresista. La plataforma que se usa es totalmente vulnerable y no da garantías para el desempeño de nuestras labores” dijo Pizarro sobre la situación que se presentó al cierre de sesión.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]