Madrid, España. 11 de octubre de 2021 La representante a la Cámara del Congreso de Colombia, María José Pizarro, hizo esta propuesta desde España a las fuerzas políticas de su país: “le estamos proponiendo a Colombia algo que parece absolutamente imposible, y es la unidad de todas las fuerzas progresistas y democráticas”. 

Para confluir en este propósito manifestó: “Vamos a ir más allá de nosotros mismos, vamos a romper nuestras propias barreras; vamos a proponer una reforma cultural, una era de paz, una era del conocimiento, una tecnología puesta en función de la vida. Es lo que vamos a proponerle a Colombia y al mundo”.  Esto a propósito del panorama político que vive el país a causa del reciente estallido social y el debate público que gira en torno a las próximas elecciones presidenciales. 

La Congresista lanzó este mensaje en el acto de clausura de la Universidad de Otoño, el encuentro desarrollado en Madrid, que reunió a diferentes personalidades del progresismo de América Latina y Europa, como Pablo Iglesias, ex ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030 de España; Manuela D’avila, ex diputada federal de Brasil; Ofelia Fernández, activista y política argentina; Álvaro García Linera, ex vicepresidente de Bolivia; Ione Belarra, secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030 del Gobierno de España;  Idoia Villanueva, secretaria internacional de Podemos y Eurodiputada en el Parlamento Europeo. 

Durante este encuentro internacional, planteó la política de la vida como la herramienta principal para superar los ciclos de guerra por los que sigue transcurriendo el país. “No somos iguales a aquellos que nos masacraron, asesinaron y persiguieron. Yo que he tenido que vivir múltiples exilios, puedo decir que no somos sus iguales, jamás seremos sus iguales. Vamos a construir y a poner en marcha un mundo donde sea posible la vida; eso nos lleva a una lucha ambiental profunda, a una lucha feminista profunda, a romper paradigmas que son fundamentales, a construir la política de la vida y una geopolítica solidaria y progresista”. 

En este escenario hizo también un reconocimiento a las juventudes que se han movilizado masivamente en Colombia y en otras partes del mundo en los últimos años: España, Francia, Hong Kong, Chile, Bolivia y Brasil. “Esa generación que está en las calles, en la política; que está ocupando todos los escenarios posibles para reclamar un mundo y un futuro posible, están levantando hoy desde todos los horizontes las banderas de la dignidad”.

Asimismo expuso la situación de violanción de Derechos Humanos que vive Colombia e hizo un homenaje a las víctimas mortales y a las más de 4.800 víctimas de violencia policial que dejó las más recientes movilizaciones. “Quiero hablar en nombre de esos más de 80 jóvenes asesinados, de las mujeres violentadas, de los jóvenes desaparecidos, desde ese lugar quiero venir a hablarles a 10 mil km de distancia de mi tierra, para decirles que la batalla hoy es por un mundo mucho más solidario; es el individualismo, es lo personal lo que debemos derrotar. Cuando derroten la posibilidad de lo comunitario en América Latina habrá caído el último bastión de resistencia en el mundo”.

Cabe resaltar que la congresista vivió por ocho años en España durante su época de exilio, tema con el que inició su intervención y por el que extendió un agradecimiento al público presente, y lo hizo también en nombre de los colombianos que están buscando mejores oportunidades en este país: “gracias en nombre de los miles de migrantes que están en este país esperando una oportunidad como la mía”. 

El discurso completo puede verlo aquí