Recorte presupuestal de cultura por más de $21 mil millones de pesos para el 2021

  • El Ministerio de Cultura, tiene un déficit de recursos de inversión de $75.442 millones desde el 2015.
  • Pese a la situación que atraviesa el sector cultura en medio de la pandemia, hubo reducción en el presupuesto de la nación designado para el 2021. 

Bogotá D.C. 20 de octubre de 2020 Así lo dio a conocer la Congresista, María José Pizarro en el debate del Presupuesto General de la Nación que se discutió este lunes en la Cámara de Representantes.

El presupuesto aprobado por la Cámara para el año 2021 en lo que corresponde al sector cultura, tiene una reducción en funcionamiento de $21 mil millones en comparación con el año 2020, es decir el 9,4% menos, así lo afirmó la Representante, quien radicó dos proposiciones modificatorias que buscaban adicionar 75 mil millones de pesos, recursos que le deben al sector desde el 2015, para fortalecer la organización, el fomento, la participación y para financiar a los creadores y gestores culturales del país a través de incentivos periódicos en el marco de la pandemia.

“Desde el año 2015 a la cultura se le ha reducido el presupuesto notablemente, el Ministerio de Cultura tiene un déficit de recursos de inversión a 2021 por $ $75.442 millones, y para subsanar los recursos que han perdido históricamente, se requeriría una asignación para la vigencia 2021 similar, la cual propusimos y no fue aprobada pese a conocerse la grave situación que enfrenta el sector” dijo María José Pizarro.

La congresista también presentó proposiciones para la educación, que buscaban una apropiación presupuestal de más de 1 billón de pesos con el fin de asegurar la continuidad y permanencia de la medida Matrícula Cero, así como de 95 mil millones de pesos para mejorar la calidad, cobertura y fortalecimiento para los colegios del país, en los que más de los 13 mil estudiantes dejaron de asistir durante la pandemia. 

En otras de las proposiciones solicitaba la apropiación de los recursos necesarios para garantizar la Renta básica, equivalente a un salario mínimo mensual legal vigente durante 6 meses consecutivos, además de las garantías financieras necesarias para el cumpliemiento del estatuto de oposición; sin embargo, todas las anteriores fueron negadas. 

“Hay un Congreso arrodillado al legislativo porque no es capaz de contemplar propuestas que vayan más allá de la autorización que da el Gobierno, entiendo que somos tres poderes independientes, no estamos para aplaudirlo y tener que votar positivamente todo lo que diga, sino para proponer como órgano legislativo que somos. La independencia no hace parte de este Congreso”. Concluyó Pizarro al cierre del debate.