Bogotá, septiembre 5 de 2018

La representante a la Cámara, María José Pizarro denunció que una nueva generación de líderes está siendo víctima de exterminio en Colombia sin que el Estado haga absolutamente nada para prevenirlo y evitarlo, ni siquiera cuenta con un registro unificado sobre los casos.

En debate de control político citado este miércoles por la llamada Bancada por la Paz, Pizarro señaló que se registran en Colombia cinco homicidios cada mes: “Está documentado que entre 2009 y 2016, ocurrieron 458 homicidios contra líderes sociales y defensores de derechos humanos”, aseguró la congresista.

Cifras de la Defensoría del Pueblo han sido concluyentes al registrar que 343 líderes sociales y defensores de derechos humanos fueron asesinados en el país entre el 1 de enero de 2016 y el 22 de agosto de 2018. El Programa Somos Defensores ha registrado, sólo en este año 77 homicidios contra líderes y defensores de derechos humanos.
“No podemos quedarnos contando día a día la pérdida de hombres y mujeres que trabajan para hacer posible un mejor país. Eso es intolerable. El gobierno del Presidente Duque está en la obligación de cumplir con los deberes constitucionales y con los compromisos internacionales para poner freno a esta nueva masacre de colombianos”, aseguró Pizarro
La parlamentaria exigió respuestas eficaces del Gobierno así como la puesta en marcha de un registro único que de cuenta de las agresiones a líderes y defensores de derechos humanos tal como lo solicitó la Procuraduría el año pasado (Directiva 002 de 2017).

Pizarro fue enfática con la edad de las víctimas que no aparece en los registros: “Exijimos que este registro único cuente con la categoría del rango de edad de las víctimas. Nos preocupa de manera particular la estigmatización, las amenazas y el asesinato de líderes juveniles, ambientales, campesinos, reclamantes de tierras y líderes indígenas”.

La congresista Pizarro instó al Presidente Iván Duque a que convoque una nueva mesa de trabajo con todos los sectores políticos para definir una estrategia conjunta que permita proteger la vida de líderes sociales y establecer medidas eficaces para que estos asesinatos no queden en la impunidad.
Al debate citado por los representantes María José Pizarro, Ángela María Robledo, David Racero, Fabián Díaz, León Fredy Muñoz y los senadores Iván Cepeda, Gustavo Bolívar, Aida Avella, Alberto Castilla, entre otros; asistieron la Ministra del Interior, la Vice fiscal, el Director de la UNP, la Procuraduría, la Defensoría del Pueblo, el Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ONU) y la Consejería Presidencial para los Derechos Humanos.